De Tascas: La Jarra Oxidá de Jerez ~ Biendespachao

martes, 15 de enero de 2013

De Tascas: La Jarra Oxidá de Jerez

Hoy vamos a hablar de un establecimiento que nos ha sorprendido mucho. Nunca habíamos reparado en este bar junto al Campus de la Asunción, salvo para alguna cervecilla en la terraza después de clase. Fueron unos amigos los que nos comentaron que había buenas tapas, y un día, confiando en su criterio, decidimos almorzar allí. Como la experiencia fue buena, hemos vuelto en un par de ocasiones, y vamos a hablaros de la última.

De entrada, La Jarra Oxidá no parece tener grandes pretensiones: un local pequeño, en una zona poco estratégica que tiene  en frente varios competidores mejor situados. Su mayor público podrían ser, a priori, personal docente y alumnos que prefieren comer en otro lugar que no sea la cafetería del campus (que no es mal sitio) o simplemente tomar algo al salir. Para esto podrían contar con una carta corriente, con los consabidos platos de batalla, bocadillos, etc. Pero muy al contrario, nos encontramos con una carta variada y lo más importante, innovadora. Jerez es un lugar con muy buenos restaurantes, donde predominan las típicas ventas de comida tradicional y es menos habitual encontrar sitios de tapas donde probar algo 'distinto'. En La Jarrá Oxidá combinan a la perfección ambas tendencias. En su carta conviven platos como el secreto ibérico y las croquetas con otros como hojaldres, creps y berenjenas con miel.  Además de todo esto, la comida está muy buena.

La última vez pedimos para dos una tapa de ensaladilla, croquetas y un revuelto de patatas y chorizo, así que no fuimos excesivamente originales. Hay que destacar que las tapas y los platos en general están bien servidas. La ensaladilla tenía la temperatura perfecta, fría y además "fresquita", como debe ser. Llevaba patata, atún, pimientos morrones y palitos. Pero esto último no la desmerece en nada, porque lo desmenuzan y resulta muy agradable combinado con el resto de ingredientes. Las croquetas son caseras, hechas con bechamel,  muy cremosas. Las presentan en un plato de barro con patatas  fritas y un cuenco con salsa mayonesa.  Y ahora vamos con el revuelto... Fue mi acompañante el que eligió ese plato. Yo siempre tiendo a pedir algo que no pueda comer habitualmente, así que al principio no me pareció buena elección, pero como de todas maneras estaba indecisa, no puse pegas, y la verdad es que hice bien. Y es que hacer un revuelto no es fácil, y menos encontrar un buen revuelto en un restaurante. Las patatas deben estar en su punto, al igual que el huevo, porque se corre el riesgo que quede muy seco. Hemos comido revueltos aceptables en otros sitios, a veces porque el resto de ingredientes le dan el sabor que le falta, pero en este caso no es así. Las patatas fritas estaban ligeras pero crujientes, y el huevo tenía la consistencia perfecta, no totalmente hecho, pero tampoco crudo. El chorizo le acompañaba en cantidad suficiente, sin acaparar todo el protagonismo, a pesar de tener un sabor fuerte, muy bueno.
El único punto negativo es que no cuentan con postres, tan sólo helados, pero no me cabe la menor duda de que si los tuvieran serían dignos de elogio. Espero que algún día amplíen su oferta en este sentido.

El ambiente es agradable, familiar, y una de las cosas que más me sorprendió y que siempre he valorado es la educación con la que los camareros se tratan entre sí.  Es muy violento ver como los camareros discuten entre ellos, y lamentablemente todas las veces que me he  fijado en esto ha sido porque he tenido que presenciar alguna pelea o contestación incoveniente. Daba gusto oir como la camarera de las mesas pedía las comandas por favor a su compañera de la barra; pero no un por favor automático de McDonalds, si no un por favor de verdad. De esto se puede deducir que el servicio a los clientes es excelente. No sólo tienen un trato amable, si no que saben estar pendientes del cliente sin atosigar.
 
La Jarra Oxidá es un sitio de visita obligada, tanto si nos decidimos a probar platos nuevos o si  queremos comer como en casa pero sin  preocuparnos de cocinar y recoger. Así que acercaros a esa esquinita junto al campus, equiparos con un buen vaso de cerveza o una copa de fino y disfrutad de una comida bien hecha, variada y de calidad.

VALORACIÓN
- Ambiente: 4/5
- Servicio: 4/5
- Calidad: 4/5
- Cantidad: 5/5
- Presentación: 3/5
- Precio: 4/5
- Limpieza: 3/5

1 comentario:

  1. Mi hija va por los carnavales, se lo recomendare, ya te cuento si va. Buena pinta tiene todo.
    Saludos desde Almeria

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...